¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

domingo, 1 de julio de 2012

Arquitectura renacentista francesa (tema y listado)

La arquitectura francesa del Renacimiento presenta ciertos paralelismos con la española tanto debido a la misma forma de acceso y penetración del nuevo estilo como por mostrarse eminentemente decorativa en sus inicios y presentar ciertas características propias heredadas de la Baja Edad Media. Además, la arquitectura francesa de finales del siglo XV y principios del XVI asumió una actitud híbrida, un tanto ecléctica, pues a unas estructuras arquitectónicas que siguieron siendo preferentemente góticas, a lo “moderno”, se aplicaría una decoración a lo romano, lo “más nuevo” pero antiguo. Por tanto, la arquitectura francesa del siglo XVI fluctuará entre la tradición gótica, el clasicismo y un cierto experimentalismo, pues no se trataba de copiar servilmente lo italiano.
Los palacios-castillo, “les châteaux”, constituyen las edificaciones más interesantes de la arquitectura del Renacimiento en Francia por su peculiaridad. Se trata, pues, de un arte eminentemente civil y cortesano. Las obras religiosas casi se redujeron en la práctica a una serie de intervenciones en templos ya existentes con el empleo de un nuevo lenguaje en boga en los Estados italianos. Además, el mecenazgo artístico fue desempeñado por la realeza o la aristocracia más culta. Los palacios renacentistas franceses muestran ya un claro sentido pictórico muy manierista en el diseño de sus fachadas, donde se juega con el empleo de los órdenes arquitectónicos, a veces superpuestos al modo romano, entre series de arcos redondeados, que suelen formar logias o galerías. El aspecto más específico y diferenciador de estas obras suelen ser las elegantes chimeneas que rematan los tejados a dos aguas y muy inclinados así como el empleo de buhardas. La influencia italiana procedía del arte milanés y genovés y mostraba una gran libertad interpretativa y la pervivencia de muchos elementos todavía góticos.
La historiografía del arte suele diferenciar varias etapas en el arte renacentista francés. La primera fase se desarrolla entre 1494 y 1525 y es la época de la penetración de la influencia del renacimiento italiano en Francia, cuando lo decorativo se superpone a estructuras todavía góticas. La segunda etapa, el “primer periodo clásico”, tiene lugar entre 1525 y 1559, y en ella la arquitectura francesa va asumiendo poco a poco diversas influencias teóricas de procedencia italiana. La última fase se desarrolla entre 1559 y 1589 y en ella destaca la actividad teórica y práctica llevada a cabo.

Obras:
- Château de Bury, Château de Chenonceau y Château de Azayle-Rideau
- Château de Villandry
- Château de Blois
- Château de Chambord
- Château de Fontainebleau

Arquitectos:
- Pierre Lescot
- Jean Bullant
- Philibert de l’Orme

3 comentarios:

  1. ¿Es la única entrada que tienen sobre el renacimiento francés? :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento sigue siendo la única entrada sobre el Renacimiento francés en nuestro blog, pero intentaremos ampliar el tema lo antes posible. Gracias por su comentario.

      Eliminar