¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

miércoles, 23 de mayo de 2012

Real Basílica de San Francisco el Grande (obra)

Se trata de un templo católico diseñado por el fraile Francisco Cabezas, quien abandonó el proyecto en 1768, desarrollado por Antonio Pló, quien se hizo cargo de la cúpula, terminándola en 1770, y finalizado por Francesco Sabatini, quien se incorporó en 1776, y a quien se debe la fachada principal y las dos torres que la coronan. Fue terminado en 1784. Forma parte del convento franciscano de Jesús y María (siglo XIII), sobre una ermita dedicada a Santa María. En 1760, los franciscanos derriban la antigua ermita para construir un templo de mayor tamaño encargado a Ventura Rodríguez, pero su proyecto fue finalmente desestimado.
Mientras que su exterior es claramente Neoclásico, su decoración interior es ecléctica y fue realizada a finales del siglo XIX.
Francisco Cabezas concibió una amplia rotonda para el espacio interior. Destaca por su cúpula, considerada como la tercera de mayor diámetro de la cristiandad (33 metros y 58 de altura) por detrás del Panteón de Agripa y de San Pedro del Vaticano.
Los problemas técnicos debidos a su tamaño se solucionaron gracias a una escasa elevación. Esta realizada de ladrillo macizo y en su arranque es mayor su grosor, que desciende hasta la coronación.
En 1879 fue objeto de una profunda reforma y restauración, impulsada por Antonio Cánovas del Castillo. Esa restauración fue aprovechada para decorar su interior (1880-1889).
Su planta es central y circular, con vestíbulo y ábside. Su cubierta es una cúpula custodiada por seis pequeños domos, que se corresponden en el interior con seis pequeñas capillas circundantes. La capilla mayor está instalada en el ábside y preside todo el conjunto.
Está construida con sillares de granito y ladrillo enfoscado.
La fachada principal está orientada al este y es obra de Francesco Sabatini. Su diseño es neoclásico aunque con una configuración convexa para adaptarse a la planta de la estructura. Se puede dividir en dos cuerpos: el inferior formado por tres arcos de medio punto con pilastras dóricas; y el superior formado por tres ventanales adintelados con orden jónico. Se remata con un frontón triangular decorado con la cruz de Jerusalén y una acrotera con el escudo franciscano y una corona real. Sobre la balaustrada se elevan seis estatuas de santos realizadas en piedra. Consta además de dos torres, una a cada extremo, ligeramente retranqueadas, y cubiertas con chapiteles ondulados sobre los que se encuentran dos veletas. En sus vanos se encuentran las campanas, enmarcadas con pilastras pareadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario